Mantenerla dura más tiempo es posible

Imagínate que estás con una mujer bellísima, sensual, te ha costado tenerla en ese punto, preparada y dispuesta sólo para ti en la cama (o pudiste haber simplemente pagado por una puta 😉 ) y de repente, ocurre la peor de las pesadillas: no se te pone dura. O peor aún, tienes una erección pero que no dura todo el tiempo que desees. Estas cosas pueden ocurrir, a veces cosas de nervios o de principiantes, puede ser que te sientes abrumado cuando tienes frente a ti a una mujer que está demasiado buena… sin embargo, no es de preocuparse, es posible seguir unos cuantos trucos para mejorar las erecciones. Aunque no tengas ningún problema, no está de más ejercitarla para cuando te toque usarla.

  1. Relájate: pensar demasiado en lo que harás, en lo que pensará sobre ti la mujer que tienes en la cama, si lo harás bien o no te pondrá demasiado ansioso y afectará tu performance. Relájate, si hace falta, toma una copa y  conversa con ella. Si estás con una escort,no te preocupes. Ellas están acostumbradas y te ayudarán a relajarte.
  2. No bebas demasiado: el alcohol, en exceso, lejos de relajarte, tendrá un efecto contrario al que desees. Es un depresor del sistema nervioso y afectará el flujo sanguíneo. Un par de copas está bien, pero no te sobrepases.
  3. Anillos: los anillos para el pene son de goma rígida, incluso hay condones que vienen con ellos y hay otros que tienen pequeños dispositivos vibradores para el placer de tu pareja. Los anillos aprietan la base el pene y evitan que la sangre se disperse, así que puedes mantener la erección por más tiempo. Sólo debes quitártelo cada 30 minutos o una hora para evitar problemas.
  4. Ejercítate: aunque no lo creas hay ejercicios que te ayudarán a mejorar el riego sanguíneo e incluso pueden servir para prevenir la eyaculación precoz. Tienes que contraer y soltar los músculos de Kegel, localizados entre los testículos y el ano. Cuando estés orinado, siente los músculos cortando el chorro de orina unos segundos. Puedes hacerlos sentado, en el auto y en la oficina. Sólo necesitas contraerlos 5 segundos y soltarlos 3 segundos. Repite durante 5 minutos.
  5. Otro ejercicio: coloca una toalla mediana sobre tu pene erecto, como si la colgaras de una puerta. Contrae los tendones de la base y levanta la toalla. Relaja unos segundos y repite durante 5 minutos.

Cuida tu alimentación: la erección depende del flujo sanguíneo, así que si sólo consumes comida chatarra y elevada en grasas, aunado a una dieta sin nutrientes suficientes estás llamando a la obesidad y con ello, a un flujo sanguíneo perezoso y lento.

Virginio64

Autor en University of Savanna. Aficionado al sexo... y a las escorts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *