Cultura del sexo

cultura sexual

Solemos juzgarnos y castigarnos según la cultura que se nos ha inculcado. En el sexo, todo lo que parezca extraño a lo normal, parece estar mal visto, pero si vemos un poco más allá de nuestras propias culturas, eso de normal se va perdiendo, al punto en que nuestras costumbres llegan a ser aburridas.

Existen poblaciones específicas en el mundo, que tiene tradiciones o culturas extrañas ante el sexo. Digo extrañas porque son distintas a lo que nosotros estamos acostumbrados, pero para ello es lo más común de todo, el desacato de sus costumbres puede verse como algo fuera de lo común.

Veamos algunos datos curiosos sobre la cultura sexual, y notemos como todo es juzgado según quien lo mire.

orgias trios

Lo que en la cultura occidental es un escándalo en otras culturas está bien visto

En Nepal es muy común, de hecho, es una regla, que la mujer tenga varios maridos, pero no cualquier marido, todos ellos son hermanos. Ya te puedes imaginar que sería de nosotros si propusiéramos compartir una mujer entre hermanos en nuestra cultura, simplemente sería un escándalo, mientras que para ellos es más que normal.

En la antigua Grecia la pederastia era algo normal y aceptado, de hecho, que no te propusieran tener una relación de ese estilo era visto como una vergüenza.

Lo más sorprendente es que hay una historia con un ritual al respecto. Al parecer en el secuestro en creta para tener una relación de este tipo el niño debía ser secuestrado, buscado, luego pasaba un tiempo solo con el adulto y volvía para ser reconocido por su hazaña; quizá en otra oportunidad te cuento esta historia.

costumbres sexo

En Guam no está bien visto que una chica llegue virgen al matrimonio, de hecho hay hombres que viajan por todo el país para quitarle la virginidad, es como si fuesen a las putas. Aquí es todo lo contrario, no llegar virgen al matrimonio era un sacrilegio, y aun en algunas familias lo es.

En algunas tribus de papua nueva guinea los niños son iniciados en el sexo desde muy temprano, en el caso de las niñas pueden comenzar incluso desde los seis años y no es mal visto. En nuestro cultural esos casos van directamente a juicio y a la cárcel.

Estos ejemplos son una pequeña muestra del contraste de la posición ante el sexo de las distintas culturas en el mundo, es por eso que nunca podremos decir que hay un estándar, o algo que sea normal.

Por supuesto, como sociedad hemos decidido guiarnos por unas normas y leyes y eso sí que debemos respetarlo, pues al final del día no somos tan libres como pensamos, más bien tenemos la libertad justa para que el otro goce de la suya.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) vela en la medida de lo que puede porque se respeten los derechos internacionales sobre los niños, y aunque resulta difícil poder cambiar algunas culturas, se consiguen resultados para proteger a los más peques de culturas que abusan de la inocencia de quien todavía no tiene la capacidad de decidir y evitar así que otros, aunque amparandose en sus costumbres, perturban la vida de muchos de ellos. ¡Bravo!

Virginio64

Autor en University of Savanna. Aficionado al sexo... y a las escorts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *